miércoles, 6 de julio de 2016

MEJILLONES CON TOMATE

Os parecerá mentira, pero nunca había limpiado mejillones, y esta semana le he pedido a mi madre que me enseñara. Lo cierto, es que yo pensaba que iba a ser más complicado, y por eso siempre que quería comerlos, los compraba congelados y limpios.
Pues bien, a partir de ahora, creo que compraré más a menudo y los limpiaré y cocinaré yo.
!!Gracias mamá!!!!!!!

INGREDIENTES: 

  • Una bolsa de mejillones.
  • Media cebolla
  • 1 Pimiento rojo
  • 1 Pimiento verde
  • 1 cayena
  • 1 vaso de vino blanco
  • Tomate triturado


ELABORACIÓN: 

  1. Primero limpiar los mejillones, quitándoles con un cuchillo todas las conchas y algas que tienen pegadas. Conforme se limpian, poner sobre el chorro de agua fría e ir rascando también con un estropajo metálico, para eliminar otros restos y arenilla que suelen tener.
  2. Echarlos en una cacerola con agua, a fuego fuerte y poner a  hervir, hasta que se abran (aprox. 5-7 min.). De esta forma ya se pueden consumir con un chorrito de limón si se desean.
  3. En mi caso, cuelo el caldo y lo reservo,  y voy separando las conchas, reservando la que tiene el mejillón y tirando la otra.
  4. Trocear la cebolla y los pimientos en daditos y ponerlos a freír en una sartén con aceite de oliva; cuando ya están pochados, añadir la cayena y los mejillones y sofreir un poquito todo junto.
  5. Añadir el tomate y un vaso de vino blanco y otro del caldo reservado de cocer los mejillones,  y dejar que se haga aprox. 15 min.